Somos su óptica de confianza en Boiro

Salud visual y patologías frecuentes

¿Cómo vemos?

Existen diferentes zonas en los ojos que consiguen la total creación de la visión. La luz se filtra por la córnea, una zona transparente y ovalada que cubre la zona delantera del ojo.

La córnea se encarga de la refracción de la luz que entra en el ojo. Mediante el iris, que se encarga de la regulación del tamaño de la pupila, se consigue un control de la entrada de dicha luz.

Tras la pupila se encuentra el cristalino, la parte del ojo encargada en el enfoque de la luz. La retina, al mismo tiempo, dispone de células fotorreceptoras, pensadas para la transmisión de las señales eléctricas generadas con la transformación de la luz.

Dichas señales eléctricas se procesan y, posteriormente, se transmiten al nervio óptico, compuesto por diferentes fibras nerviosas. De este modo, el concepto de visión es generado por nuestro cerebro; los ojos captan los datos visuales y comienzan con este complejo proceso.

Patologías

Los errores de refracción tienen lugar cuando la forma del ojo no hace posible que la luz se refleje de forma directa en la retina. La longitud del globo ocular, así como los cambios en la córnea o cristalino, dan lugar a errores de refracción.

Los errores de refracción más habituales son:

Miopía

Trastorno por el cual los objetos que se encuentran más próximos se ven correctamente, pero los que están más alejados se ven borrosos o con falta de nitidez. Con la miopía, la luz que entra al ojo se enfoca delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella.

Hipermetropía

Los objetos más alejados se ven mejor que los que se encuentran más próximos al usuario. No obstante, las personas afectadas por la hipermetropía pueden sufrirla de diferentes modos.

Astigmatismo

Trastorno por el cual el ojo no enfoca la luz de manera pareja en la retina, sino que el tejido sensible a la luz se encuentra en la zona ocular posterior. Debido a esto, las imágenes pueden volverse más difusas o alargadas.

Presbicia

Una patología vinculada con la edad y por la cual se va perdiendo la capacidad de enfocar los objetos. A medida que el ojo va envejeciendo, el cristalino se torna más rígido y no puede cambiar de forma lo suficiente para conseguir un enfoque correcto.

Para la corrección de los errores de refracción, se pueden emplear gafas graduadas o lentes de contacto. Otra alternativa es la cirugía láser.

Asesoramiento profesional

¿Necesitas gafas graduadas? ¿Buscas la mejor opción en lentillas o los últimos modelos en ganas de sol? Encuentra las mejores oportunidades para la salud de tu visión y oído en Óptica Barraña.